Una semana azul

Esta semana dos jugadores Americanos, la norteamericana JetBlue, y la brasilera Azul planificaron vuelos a FortLauderdale. Azul pasa con esto a ofrecer vuelos directos desde Campinas hacia estados unidos, y al mismo tiempo la conectividad ampliada que ofrece JetBlue podrá proveer de una nueva manera de volar hacia estados unidos, para los brasileros como para muchos otros sudamericanos que hoy tienen que pasar por Sao Paulo, un aeropuerto que se parece mucho al de campinas pero que brinda una experiencia nada agradable, desde el tránsito que uno puede llegar a sufrir intentando llegar hasta GRU, ni la disposición de los gates, ni el checkin, ni el free-shop, ni la conectividad, ni la pared de vidrio que divide los sectores.

Pero bueno, ese no es el punto de la nota. La noticia es que Azul aterrizará en FLL con sus nuevos A330-200 y desde allí se encontrará con una oferta ampliadad de vuelos de su empresa amiga JetBlue. Sin duda que para mucha gente esto proveerá una mejor manera de llegar MIA pudiendo hacerlo con una empresa Brasilera y no teniendo que volar en American.

Este tipo de planificación comercial puede hacer que dentro de unos años sean más las compañías sudamericanas las que vuelen más asientos hacia y desde norteamerica, liderado este crecimiento por LATAM. Dicen que cada vez habrá menos aerolíneas en el mundo, lo cual es una mala noticia para los consultores de sistemas de aerolíneas. Las pasadas uniones como las de american-us united-continental, Tam-Lan, Avianca-Taca, Azul-Trip, son una demostración que lo que rinde es tener una red saludable. Poder tener un producto y no solo un negocio. Azul y JetBlue no son un holding, pero comparten raíces y una filosofía de trabajo muy importante.

Al ritmo que viene creciendo, muchas aerolíneas harían bien en ver como ha manejado su negocio Azul, y que lecciones se pueden aprender. Seguro que mucha tiene que ver el liderazgo y la visión de David Neelman, y también mucho tiene que ver que quienes allí trabajan son gente capaz, experta y dinámica, orgullosa de su bandera, tanto que el A330 que vuele a FLL seguro estará pintado con el pabellón patrio de Brasil, promoviendo Orden, y Progreso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *